Acuarelas del Reservado Grande en la Casa de Campo.

Cada nuevo año se presenta , para los que somos ingenuos, como el mejor momento para comenzar algo. Alinearse con el calendario parece propicio y favorable . Y es que para empezar “lo que sea” son necesarias dosis masivas de casi todo. De placebo optimista también.

Paseantes abrazados alrededor del Reservado Grande de la Casa de Campo. Acuarela 50×70 cm

Aprendices de torero en el Reservado Grande aguardan su turno. Acuarela 50×70 cm

Una de las cosas que resulta de gran ayuda y estímulo al comenzar un nuevo proyecto es cerrar capítulos anteriores. Esto es fácil según qué actividades y ámbitos de la vida. Lamentablemente no en  todos. Me temo que para los más importantes resulta complicado. A veces no hay más remedio que intentar  avanzar con una larga cola de flecos sueltos y asuntos por resolver, que pretender zanjar como sea lo que no tuvo un principio ni una intención clara.

Pero puede ser divertido intentarlo! Como un juego! Lo mismo que Pulgarcito – uno de mis héroes- podemos desandar nuestra senda vital miguita a miguita, recuerdo a recuerdo, hasta tener una visión panorámica del recorrido; y entonces afrontar el siguiente tramo. Personalmente me alegro de no haberme deshecho de muchas “migas” . Aunque reconozco que en ocasiones   “tirar” también ha resultado terapéutico.

Revisar lo que uno anduvo tiene para mí el valor de la sorpresa. Me sorprende que a medida que corren los años y con los años mi  experiencia, lo que llevo hecho se redefine y  me muestra  nuevos significados . Me pregunto si estos significados estaban allí desde el principio o es sólo atributo de mi nueva  y diferente percepción.

Aprendices de torero en el Reservado Grande de la Casa de Campo. Acuarela 50×70 cm.

Paisaje del reservado Grande. Acuarela 50×70 cm.

Imagina que cada “X” tiempo te sentaras tranquilamente a organizar las fotos de tu vida. Tienes nuevas imágenes que añadir pero no puedes evitar echar un vistazo a las anteriores. Y entonces te das cuenta de que no estabas tan mal como te parecía cuando tuviste 20 años o que la tía Federica, después de todo, era cariñosa a su manera.

Es  cuestión de perspectiva. Y de tiempo. Sabes que cuando más adelante vuelvas a abrir la caja de las fotos, los personajes y los recuerdos habrán vuelto a modificarse… y es que la vida es un flujo y , como escribí antes, sólo algunos asuntos se dejan empezar y concluir limpiamente. Asuntos de índole menor.

A lo mejor te estarás preguntando el porqué de estos desvaríos que me vienen al teclado. Empezando el año me pareció de lo más oportuno hacer algo de orden en el estudio ,  revisar carpetas y…  se abrió la vieja “caja de fotografías” y empezó a salir de todo.

Y de entre todo  me entretuve en esta pequeña sesión de acuarelas tomadas en el recinto del Reservado Grande en la Casa de Campo, donde a veces entrenan los aspirantes a toreros, porque …no me acordaba de ellas!. Pero también y sobre todo, porque he comprendido -¡ahora!- que en su momento supusieron un giro y un comienzo nuevo en mi manera de entender el dibujo y la acuarela. “Yolopinto” viene de aquí.

Aprendices de torero en el reservado grande ensayan un nuevo pase. Acuarela 50×70 cm.

Individuo sentado en el Reservado Grande parece estar esperando… ¿qué?. Acuarela 50×70 cm.

Otros posts en la categoría de Pinturas.

Operación Pajaritos en acuarela

Operación Pajaritos en acuarela. Hace unas semanas, pocas, @sallyhambleton me propuso ir en su equipaje a una feria que se organizaba en Candeleda, Gredos. Sally, que me conoce y me quiere, sabe que guardo un montón de acuarelitas que voy haciendo, sólo por gusto, y...

leer más

Yolopinto, Benita y la curiosidad

Acuarelas que cuentan historias. Yolopinto, Benita y la curiosidad. Creo que soy una persona bastante curiosa aunque por desgracia, mi curiosidad no está bien dirigida. Me gustaría sentir interés por la informática, por ejemplo. Y no hay manera. También me...

leer más

Acuarelas del jardín Botánico. La técnica

Acuarelas del jardín Botánico. La técnica. No siempre he pintado de la forma en que ahora ves. Hubo un tiempo en el que  pintaba realmente muy bien. Pero algo no funcionaba. Compartía el estudio con una buena amiga  que decía que le daba mucho meneo y que...

leer más

Tu me dices lo que quieres... y yo lo pinto

Arte por encargo

Si estás buscando un regalo muy especial, este es un buen lugar. ¿Para quién es?, ¿Cuál es el motivo?.
Cuéntame esa historia que hay en esa fotografía que tienes en mente, envíamela y yo la pinto. 

Acuarela Yolopinto

Si buscas un acierto mágico y diferente, elige Yolopinto.

Retratos en grafito

Si estás pensando en un retrato con ese misterio del blanco y negro.

Acuarela Troppovero

Elige Troppovero si buscas trasladar fielmente a la acuarela tu fotografía

Retratos al Óleo

Si quieres el retrato con la técnica de los clásicos y un toque actual.